domingo, 10 de abril de 2011

Aislaglas. Control de Condensaciones



La condensación de la superficie interior de una ventana suele ser un caso frecuente y en muchos casos puede ser controlada reduciendo la humedad relativa del habitáculo interior. Áreas interiores de alta humedad como cocinas, baños y habitaciones con muchas plantas ornamentales, pueden requerir especial atención en la condensación generada.

Reducir la humedad relativa interior de una habitación puede tener efectos positivos sobre la condensación. Sin embargo, una humedad relativa excesivamente baja puede tener efectos negativos sobre el ambiente confortable que se pretende.



Como referencia, la Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE) recomienda una humedad relativa mínima del 30%. Por ello, el sistema más recomendado para controlar y/o evitar estas incómodas condensaciones, es la instalación de dobles acristalamientos aislantes térmicos AISLAGLAS y la incorporación a los mismos de vidrios de control solar SunGuard y de baja emisividad ClimaGuard.

Pulse aquí para estimar la máxima humedad relativa interior que se puede permitir antes de que aparezcan los primeros síntomas de condensación en la parte central de los vidrios.