jueves, 11 de noviembre de 2010

¿Cómo se evita la condensación?



La condensación es un fenómeno físico que depende de la humedad ambiental existente y de la temperatura del vidrio. Por tanto, siempre se podrán dar las circunstancias para que se produzca.
No obstante, para reducir el riesgo, se puede recurrir al uso de vidrios bajo emisivos que hacen que el vidrio interior del doble acristalamiento se mantenga a temperaturas más altas. Esto solo es posible con sistemas de doble o incluso triple acristalamiento.